Sabina GerinEl Yoga de la Risa Me Ayudó a Superar los Sentimientos de Ser Inadecuada

Mientras crecía, siempre había una sonrisa en mi cara, pero en algún momento de la edad adulta, la perdí. Mucha gente notó que había perdido mi sonrisa, pero como yo me consideraba una persona seria, estaba convencida de que la gente seria no se ríe. Aún así, yo sentía que algo estaba mal dentro de mí, entonces comencé un viaje de la conciencia. El camino que había emprendido estaba hecho de muchas experiencias – mentales, físicas y emocionales. Estaba siempre a la búsqueda de algo que me hiciera sentir feliz y satisfecha conmigo misma. Mis experiencias me daban gozo, pero duraba poco. Esta búsqueda continua me llevó a descubrir el Yoga de la Risa en abril del 2012.

Cursar el entrenamiento de Líder fue mi primera experiencia con el Yoga de la Risa. Después de un par de días maravillosos, empecé a reír a diario. Sentía que ya no podía vivir sin reír y pronto empecé a planear cómo compartir esta alegría con todo el mundo.
Primero, organicé una comida con toda mi familia y lo compartí con ellos. Después, empecé a promover el Yoga de la Risa en diferentes lugares como escuelas, bibliotecas, lugares de trabajo, etc.

Ahora vivo con dicha cada momento de mi vida, porque siento que soy “perfectamente imperfecta”, igual que los demás. Ya no me preocupo por mis inseguridades y los miedos de ser inadecuada. Tengo un sueño que cumplir y el Yoga de la Risa es el camino ideal para realizarlo.

Related projects