Pauline GinnellyEl Yoga de la Risa Me Ayudó A Sanar Mi Pasado

Crecí en un ambiente violento y abusivo, y tuve un matrimonio tóxico que me descompuso, dejándome sin hogar y sin empleo, con poca autoestima y confianza. Pero el Yoga de la Risa me ayudó a reír otra vez y ahora enseño a la gente a reír conmigo. Decir que me cambió por completo en una sesión sería exagerar, pero inmediatamente empecé a tener una perspectiva diferente de la vida. Mi pasado es la razón por la que llegué a la terapia.
Fui criada de manera violenta y abusiva. Después me casé y pensé que todo estaba bien, pero años después me di cuenta de que no era así.

Nunca había caído tan bajo. Olvidé cómo sonreír. No salía y no dormía por el estrés. Fumaba mucho, bebía mucho y no hacía nada bueno para mí. Fue entonces que me presentaron el Yoga de la Risa, que es una combinación de ejercicios de la risa y respiraciones yóguicas que aumentan el oxígeno en el cuerpo, al tiempo que juegas, ayudando a los participantes a sentirse más saludables, y con mayor energía y vitalidad. Me sorprendió muchísimo ver lo poderoso que realmente es. No tenía suficiente y tomé clases en línea con regularidad y después de poco tiempo supe que quería saber todo lo posible acerca de este disfrutable ejercicio/terapia.
Completé mi entrenamiento con el Dr. Madan Kataria y me convertí en una Maestra Certificada. La transformación en mi vida personal es más que fantástica. Para mí, el Yoga de la Risa no cambió mi vida – me cambió a mí.
Empecé a impartir clases de la risa regularmente; entre más se dan a conocer los beneficios, más y más gente está interesada en experimentar en el grupo. Hasta ahora, todos los que han tomado una clase, regresan – inclusive si eran tímidos al principio. ¡La Risa es contagiosa y es como un efecto dominó!

Related projects